NUESTRA VISIÓN

Educar debería ser una labor con corazón. El simple hecho de destacarlo es trágico para la pedagogía actual, y sin embargo estamos convencidos que es el espíritu de la gran mayoría de profesores y pedagogos que se introducen a diario en la maravillosa labor de impartir clase, de compartir tiempo y experiencias con los alumnos.

Revolución educativa

Todos, tarde o temprano, nos enfrentamos a situaciones difíciles: duelo, conflictos, frustraciones, etc. ¿No crees que deberíamos educar para la vida? La revolución educativa sólo será posible si introducimos como materia principal la educación emocional.

ALIGERAR LA PRESIÓN

Al contrario de lo que se pueda pensar, no significa añadir más tarea al profesor, sino aligerar su presión, ya que se favorece la comunicación sólida y sincera entre alumnos y profesores, previene problemas y mejora la convivencia diaria en las aulas.

ASUMIR EL RETO

Consideramos que más allá de políticas educativas, tú, profesor, tienes un papel privilegiado en esta revolución en positivo. Eres su verdadero protagonista. En tus manos está la formación y educación de seres humanos, una hermosa labor de extraer del interior de cada alumno sus mejores capacidades.

YA ES HORA

Súmate a esta revolución educativa. Además de ser necesaria, ya es una realidad imparable.

Descubre distintos recursos pedagógicos